La cicatriz cutánea se define como la alteración de la estructura y la función de la piel, originada por la aparición de tejido dérmico fibroso de reemplazo, que se desarrolla tras la curación de una herida, bien traumática, quirúrgica o por quemadura. En la zona afectada, el tejido dérmico normal es reemplazado por una matriz extracelular compuesta principalmente por fibronectina y colágeno tipos I y III.

En una cicatrización normal de una herida se inician unos procesos hemostáticos: la inflamación, la proliferación y la remodelación.

De forma general, las cicatrices pueden clasificarse en:

  • Normotróficas.
  • Atróficas.
  • Hipertróficas.
  • Queloides.

El protocolo que sigo para las cicatrices:

  • Drenaje Linfático o masaje cicatricial según el tipo de cicatriz.
  • Ultrasonido alrededor de la cicatriz.
  • Aplicación de Rosa Mosqueta.
  • Mascarilla de caolín.

Primera visita

35 €

Duración

45 minutos

Sesión

28 €