El linfedema es un tipo de edema producido por una disfunción linfática y que se caracteriza por el acumulo de liquido rico en proteínas en el espacio intersticial dando lugar a un aumento de tamaño o hinchazón de la región corporal afectada. Según su etiología podemos clasificar el linfedema en primario o secundario.

El Linfedema Primario 

Se debe alteraciones congénitas del sistema linfático que pueden manifestarse desde el nacimiento hasta edades más tardías en el adulto. Las más frecuentes: la hipoplasia, la aplasia o la incompetencia del sitema vascular.

El Linfedema Secundario 

Se debe a una lesión, obstrucción o infiltración de los vasos o nódulos linfáticos por tumores, infecciones, cirugía, obesidad o por sobrecarga en el sistema venoso en extremidades inferiores.

También destacamos el linfedema provocado por una insuficiencia venosa crónica o un síndrome postrombótico, que es el resultado de una sobrecarga y saturación del sistema venoso de las extremidades inferiores que acaba comprometiendo a la circulación linfática. (Flebolinfedema).

Los síntomas del linfedema dependen de la duración, gravedad y causa subyacente de la enfermedad. Los signos principales son:

  • Edema
  • Cambios cutáneos (eritema, elevación de temperatura, hiperqueratosis)
  • Tirantez en la piel
  • Alteraciones sensitivas ( entumecimiento, parestesias)
  • Fatiga y limitación de la marcha debido al tamaño y peso de la extremidad.
  • Limitación de la movilidad articular cuando el volumen es importante.
  • Incapacidad para realizar de forma independiente actividades diarias.
  • Infecciones recurrentes (erisipela, celulitis, hongos, ulceras).

La Terapia Combinada Descongestiva (TCD) o Terapia Física Descongestiva Compleja se trata de un procedimiento terapéutico del linfedema que consiste en cuidados de la piel, Drenaje Linfático Manual (DLM), ejercicios de movilidad articular o cinesiterapia y vendajes multicapa.

Los objetivos principales del tratamiento son los siguientes:

  • Reducir o prevenir el volumen de la zona o miembro con edema y la fibrosis.
  • Evitar la limitación de la movilidad articular.
  • Disminuir y controlar los síntomas: tirantez, dolor , sensación de pesadez etc.
  • Prevenir complicaciones.

El tratamiento en Europa sigue dos fases: Fase I o intensiva o Fase II o de mantenimiento.

La Fase Intensiva incluye:

  • Higiene y cuidados de la piel.
  • Tratamiento postural.
  • DLM
  • Vendajes compresivos multicapa.
  • Ejercicios específicos.

En esta fase se recomienda sesiones diarias de 1 hora (45 minutos de DLM  y 15 min en la colocación del vendaje multicapa). El periodo optimo de tratamiento son 3-4 semanas.

En la Fase de mantenimiento consiste en conservar el beneficio obtenido en la primera fase mediante DLM, prendas de contención (mangas, medias o vendaje nocturno), ejercicios y auto cuidados.

La TCD está indicada en pacientes diagnosticados  de linfedema en estadios fundamentalmente  II y III.

Consultar precio